domingo, 30 de mayo de 2010

Ballet "Estancia" de Ginastera y Opera "Ainadamar" de Golijov

A las 17, en la sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino, calle 51 e/ 9 y 10. Entradas desde $ 15. Descuentos a jubilados y pensionados.

Estancia -Suite- contará con la conducción de orquesta de Rodolfo Fischer. Será interpretada por integrantes del Ballet Estable que dirige Rodolfo Lastra. La escenografía y el vestuario le corresponden a Marta Albertinazzi y la iluminación a Juan Carlos Greco. El diseño de video y edición le pertenecen a Federico Bongiorno, habrá frases y palabras del Martín Fierro de José Hernández en la voz de Ciro Zorzoli y composición sonora y edición a cargo de Jorge Chikiar.

La ópera Ainadamar de Osvaldo Golijov tiene libreto de David Henry Hwang y está basada en la vida del escritor Federico García Lorca. Se ofrecerá con la dirección musical de Rodolfo Fischer, la dirección de escena y el vestuario de Claudia Billourou; la escenografía e iluminación de Juan Carlos Greco y el diseño de video y la edición de Federico Bongiorno. El reparto estará encabezado por Franco Fagioli (Federico García Lorca), Marisú Pavón (Margarita Xirgu), Patricia González (Nuria) y Jesús Montoya (Ruiz Alonso).

Estancia -Suite-:

En 1939 Alberto Ginastera (1916-1983) compuso el ballet Panambí, considerado por sus biógrafos su primera obra importante. Le había sido comisionado por Lincoln Kirstein (1907-1996), uno de los más inquietos promotores artísticos norteamericanos en el campo de la música, la danza, la literatura y el cine, con el objeto de que el célebre coreógrafo George Balanchine (1904-1983) lo montara con la compañía del American Ballet Caravan.

Dos años después, también por encargo de Kirstein y con el mismo destino, Ginastera creó la música del ballet Estancia, dedicado a reflejar los personajes prototípicos y las actividades características de los grandes establecimientos rurales de la pampa argentina. Pero la inminencia de la Segunda Guerra Mundial frustró la posibilidad de que ambas obras llegaran a subir efectivamente a escena.

La pieza quedó relegada hasta que en 1943 se estrenó en Buenos Aires una suite de sólo cuatro danzas en versión de concierto. La repercusión fue tan inmediata como favorable. Pero la primera presentación completa del ballet, con coreografía de Michel Borowsky, se produjo recién en 1952 en el Teatro Colón de Buenos Aires.

Desde entonces, Estancia ha dado pie a numerosas versiones realizadas en el país y en el exterior, algunas muy recordadas, como la efectuada por Oscar Araiz en 1966 en el Teatro Colón, como parte de los festejos del 150° aniversario de la Declaración de la Independencia nacional.

Para esta oportunidad, Carlos Trunsky seleccionó de la partitura original completa un total de ocho danzas, las cinco más enérgicas y las tres de mayor lirismo.

Este joven coreógrafo quiso aprovechar esta obra paradigmática para expresar por medio de formas danzables su propia visión de nuestro pasado y nuestro presente, con una mirada que no elude la crítica ni el señalamiento de nuestras contradicciones.

Ainadamar, de Osvaldo Golijov:

Osvaldo Golijov nació en La Plata, donde inició sus estudios de piano y composición. En 1983 se trasladó a Israel, donde continuó su formación musical. Tres años después se estableció en los Estados Unidos y se perfeccionó junto a figuras de la talla de George Crumb, Lukas Foss y Oliver Knussen. Escribió numerosas piezas por encargo de universidades y festivales norteamericanos. Actualmente es compositor permanente de la Orquesta Sinfónica de Chicago. Ha dedicado obras especiales a conjuntos de cámara tan famosos como Kronos Quartet y St. Lawrence String Quartet y es el autor de la música de los dos últimos filmes rodados por Francis Ford Coppola.

Ainadamar (“fuente de las lágrimas”, en árabe) es su primera contribución al género lírico y le fue encargada por la Orquesta Sinfónica de Boston. La subtituló “Opera prima en un acto compuesto de tres imágenes”. Se estrenó en 2003 en el Festival de Tanglewood y, en versión revisada, se presentó en 2005 en la Opera de Santa Fe (Nuevo México, Estados Unidos). A partir de esa fecha ha recorrido con invariable éxito las grandes salas teatrales de Norteamérica y Europa.

La grabación de Ainadamar pasó a ocupar en poco tiempo el primer puesto del ranking de música clásica de Billboard, fue aclamada unánimemente por la crítica y obtuvo en 2007 dos premios Grammy: Mejor Grabación de Opera y Mejor Composición Clásica Contemporánea”.

La obra cuenta la historia del poeta granadino Federico García Lorca, su oposición a la Falange, la persecución de la que es objeto como republicano y homosexual y su asesinato en medio de los enfrentamientos de la guerra civil. La recordada actriz catalana Margarita Xirgu, que fue su musa, narra retrospectivamente los dramáticos episodios de la vida y de la muerte de Federico. El libreto, escrito originalmente en inglés y luego traducido al español, le corresponde al escritor estadounidense David Henry Hwang. La partitura incorpora sonidos típicos del folclore andaluz y, para ello, suma a la orquesta una sección de guitarra y cajón flamencos.

Fuente: Hoy