sábado, 29 de mayo de 2010

Cartas cruzadas

La Asociación Argentina de Actores (AAA) y el director del Complejo Teatral de Buenos Aires, Kive Staiff, cruzaron posiciones en relación con la suspensión de funciones en el San Martín para el festejo privado de Andrés von Buch. En una carta fechada el 13 de mayo, el gremio solicitó explicaciones “no solamente por el hecho puntual, sino por el lugar al que es relegada la cultura”. También, la agrupación encabezada por Luis Alí insistió con su reclamo histórico, “un convenio de trabajo”. En su respuesta, también por escrito, Staiff tildó al mensaje de Alí de “principista y virginal”. “Yo, en cambio, me quedaré con todos los pecados que usted señala. Más aún, transmitiré sus conceptos a otros espacios culturales, nacionales y extranjeros, que con alarmante frecuencia recaen en los bochornos que usted plantea”, ironizó el funcionario. En la lista aparecen, entre otros, el Colón, el Cervantes, la Scala de Milán y el Carnegie Hall. “Y todo por unos viles dólares que ayuden a la continuidad de su actividad artística, inclusive para pagar salarios de actores”, concluyó. El último episodio del intercambio tuvo lugar ayer, cuando la AAA protestó nuevamente, mediante un comunicado, por “la concepción de la cultura y la falta de compromiso que para con ella tiene el Gobierno de la Ciudad”. “Una vez más rechazamos esta nefasta concepción y además no permitiremos que se tome el derecho de los trabajadores actores a percibir un salario (...) para cometer hechos mercantilistas reñidos con la propia esencia para la que fue creado el San Martín”, remarcaron. Finalmente, el gremio reclamó a los funcionarios porteños y a Mauricio Macri que “se hagan responsables y garanticen que en los espacios culturales que de ellos dependen no se desvirtúe la función para lo que fueron creados”.

Fuente: Página 12