martes, 8 de febrero de 2011

Caídos en batalla política: A. Crespo y J. Gutiérrez

Estuardo Zapeta

En Guate, de todos modos, “cuero” es lo que sobra...

Horas extensas, tediosas, de terapia, de exorcismo puro, no serán suficientes para arrancarle a Arístides Crespo esas ambigüedades identitarias. Y es que el numerito que se echó el domingo en la asamblea de los patrioteros es de aquellos dignos del más caro diván.

Se confundió de “general,” decían el día siguiente los titulares, aludiendo a su expresión de prestancia para gobernar, pero con el “yeneral electric”, no con “Otto Primero”, porque éste hasta nombró a su retoño de “sucesor” –Otto Segundo-- poniéndolo a jugar en el patio vecino, perdón digo Mixco.

Crespo, es mi hipótesis, vio a toda la ex plana mayor del FRG sentada en primera fila, lista para mostrar el duro puño, todos “naranjitos”, y ha de haber imaginado, creo yo, aquello días de gloria cuando el Pollo Ronco y don Paquito el del Barrio hacían de las suyas en los mitines –eso, antes de la cárcel—y ellos eran los todopoderosos, los tatascanes de la colina.

Y acto seguido, frente a las 55 mil almas que dice que ahí se hicieron presentes, espetó su entrega a Roxy (que no la confundió con Zury), y al “yeneral electric”, y no al general Pérez Molina. Acto seguido: abucheo y bajado lo hicieron de la tarima. (Qué asamblea más mala esa, ya que lo único memorable es la crisis de identidad de Crespo y el montón de basura dejada).

Pero otro caído en desgracia a tan temprano tiempo electoral es el de “cero corrupción”. Un tal Juan Guillermo Gutiérrez, que yo vi por primera vez en Facebook, y que según el Toronto Star (http://www.thestar.com/news/article/934217--family-empire-comes-to-toronto-fighting-follows) fue demandado el 18 de enero por su propia hermana. Ella también demandó al padre de ambos, “Don Arturo”. Y cito aquí del artículo mencionado: “On Jan. 18, Arturo Gutierrez’s daughter filed a lawsuit in Ontario Superior Court against him and his son. Margarita Castillo accuses her father and brother, Juan Guillermo, of edging her out of the family business and eroding her wealth. She claims Juan Guillermo — the leader of a significant political party in their home country — has misused company money, funneling millions towards his ´desire to become president of Guatemala”.

Esto permanecería como una acción privada a no ser que el demandado pretende participación política pública presuntamente hacia la Presidencia de Guatemala, y eso hace el caso relevante. Este nuevo personaje de la política también tiene otra demanda aquí en Guatemala, la cual fue reportada por Siglo Veintiuno.

Pero mejor lea usted el caso de “cero corrupción” (?), y saque sus conclusiones, y copia del resumen lo puede “bajar” desde este link: http://www.libertopolis.com/wp-content/uploads/2011/02/VOL.1_PART.1.pdf para ver de qué se trata todo ese asunto de un presunto candidato presidencial que inicia su carrera con enormes problemas.

En Guate, de todos modos, “cuero” es lo que sobra, y lo que en otras latitudes sería considerado suficiente razón para abandonar la carrera política, o por lo menos para sacar del escenario a algún olvidadizo, aquí se olvida pronto y seguimos business as usual.

Sin embargo, creo que este año será diferente, ya que percibo votantes más atentos, más sagaces, con mejor olfato y mejor informados, gracias a la globalización y las redes sociales.

Se puso alegre la campaña.

Artículo publicado en el diario guatemalteco "Siglo XXI", el día martes 08 de febrero 2011.