jueves, 24 de febrero de 2011

Economía e inseguridad, nuestras prioridades

Ramón Parellada

No le alcanza lo que gana; todo está más caro y la pobreza a nuestro alrededor es cada día más notoria.

Me llama la atención que el resultado de las encuestas electorales sigue siendo el mismo desde que yo comencé a interesarme en el asunto hace tres décadas. El problema principal sigue siendo el económico y la inseguridad.

Ayer salió publicada una encuesta en el diario elPeriódico que reafirma estas falencias en nuestra sociedad. La encuesta la hizo Borges y Asociados y el resultado era de esperarse. Son la inseguridad y los problemas económicos (falta de empleo, pobreza, situación económica, costo de vida y bajos salarios) los que ocupan los principales renglones que la ciudadanía espera que los políticos resuelvan.

Me llamó la atención una pregunta en particular: ¿Y cuál es el principal problema suyo y de su familia? El resultado fue que entre la situación económica, el desempleo, el costo de vida, los bajos salarios y la pobreza se obtuvo un 73.9% de las respuestas. Ante esta pregunta personalizada la gente respondió que el tema de inseguridad le afectaba en un 7.3%. ¿Cómo se interpreta esto?

Pues bien, piense Ud. ¿qué es lo que en este momento le afecta más? Estoy seguro de que su respuesta coincidirá con el resultado de la encuesta. A Ud. no le alcanza lo que gana; en estos momentos teme perder su empleo o está desempleado buscando desesperadamente otro trabajo, todo está más caro y la pobreza a nuestro alrededor es cada día más notoria.

En cuanto a inseguridad, Ud. se queja, aunque no le haya pasado algo, porque ve todos los días que hay asaltos, asesinatos de choferes de buses, otros asesinatos, balaceras, extorsiones y se entera también de que hay gente secuestrada que a lo mejor Ud. conoce. Sabe que le puede afectar pero no cree que en este momento le toque a Ud. Su prioridad sigue siendo el tema económico.

Sin embargo, hay una alta correlación positiva entre la inseguridad y falta de justicia y la situación económica del país. Podemos decir que en la medida en que disminuya la inseguridad y mejore nuestro sistema de justicia la economía mejorará también. Por esto es que ProReforma es tan importante porque en esta reforma constitucional parcial se sustituye el actual y defectuoso régimen de legalidad restableciendo las bases del Estado de Derecho que necesitamos, con leyes generales, abstractas y de aplicación universal que todos debemos cumplir sin excepción, con igualdad bajo la ley.

Este es el punto de partida para mejorar la deficiente situación de inseguridad y falta de justicia. De aquí se deriva un mayor crecimiento económico debido al incremento de más inversiones. Así podremos alcanzar un nivel alto de crecimiento que haga disminuir la pobreza a través de la creación de más oportunidades y empleos permanentes, mejores salarios y más y mejores productos a menores precios.

En los últimos 30 años hemos tenido de todo, gobiernos que tomaron el poder a través de un golpe de Estado y gobiernos democráticos. Hemos tenido un abanico de políticos participando con diferentes ideologías, pero quien ha tomado finalmente el poder ha hecho lo mismo que los demás, una y otra vez con poquísimas excepciones, obteniendo los mismos pobres resultados. Lo vemos cuando nos damos cuenta de que el ingreso per cápita del guatemalteco sigue siendo el mismo que el que tenía en 1,980. ¡Qué tristeza!

La encuesta nos recuerda nuestra terrible realidad y que no basta con cambiar a los políticos cada cuatro años, sino que hay que cambiar este deficiente sistema. ProReforma sigue ahí, esperando su turno.

Artículo publicado en el diario guatemalteco "siglo XXI", el día jueves 24 de febrero 2011.