lunes, 14 de febrero de 2011

Vamos por más

Marta Yolanda Díaz-Durán

Es obvio que van tras la gente que trabaja, y dejaran con menos de nada a los que hoy no tienen nada.

No lo dudo. Ese debe ser el objetivo de toda pandilla de ladrones que se respeta. Vamos por más. No le dejemos nada a la víctima. Vamos por lo que no es nuestro. Vamos por más. Finalmente un eslogan del gobierno de Álvaro Colom que deja claras sus intenciones: ir por más dinero de la gente responsable, que arriesga y produce. Que, a pesar de las condiciones de vida cada día más difíciles, sigue trabajando y asumiendo sus compromisos. Vamos por más: un claro reconocimiento al hecho de que se apropian de lo que no les pertenece. Van por más. Cuidado.

Dicen que es por el bien de una abstracción: Guatemala. Por el bien de los niños, ¿hijos de quién? Probablemente, los de ellos. Por un tiempo que nunca llega: el mañana. Un futuro que parece brillar con más fuerza para aquellos que lograron acumular una gran fortuna desde que llegaron al ejercicio del poder, consiguieron un buen chance en la burocracia estatal o cacharon jugosos contratos con el Estado.

Dicen que es por salud, seguridad y educación. ¿De quiénes? Sin duda, no por la salud, seguridad y educación de la mayoría, porque es evidente que estos servicios brillan por su ausencia. Dicen que es por la gente que trabaja y por los que no tienen nada. Es obvio que van tras la gente que trabaja, y dejarán con menos de nada a los que hoy no tienen nada. Al fin, a estos últimos, nada les llega, sólo el viento de los frentes fríos. Y la muerte por inanición, debido a la falta de trabajo porque en Guatemala no hay inversión de la que verdaderamente necesitamos para transformar recursos en riqueza. No hay inversión de capital porque los actuales oportunistas en el ejercicio del poder y sus cuates ya fueron por miles de millones de quetzales que se pudieron invertir en esta área. Y, aseguran, todavía quieren ir por más. Cuidado.

Al gugulear el lema de campaña actual del gobierno de la UNE, encabezado por Álvaro Colom, me encontré con que ha sido usado en varias ocasiones, incluidas una protesta en contra del Gobierno argentino en diciembre del año 2007 y una canción, también argentina, sólo que cantada en primera persona del singular (voy) que formó parte de una serie de adolescentes que se transmitió en el mencionado país austral. Por cierto, el grupo que la interpreta se llama Casi Ángeles. Aunque por estos lares podemos llamar a quienes la promocionan “completos demonios”. En fin…

Quiero casi terminar citando a Francis E. Mahaffy, para que entendamos el porqué una vez nuestros gobernantes vayan por más y se queden con casi todo, las cosas no van a cambiar para bien: “Only when the state is restricted to the administration of justice, and economic creativity thus freed from arbitrary restraints, will conditions exist for making possible a lasting improvement in the welfare of the more miserable peoples of the world”. El 11 de septiembre de 2011 puede ser el día en que encaminemos nuestros destinos para que haya más para todos.

Artículo publicado en el diario guatemalateco "Siglo XXI", el día lunes 14 de febrero 2011.