martes, 22 de marzo de 2011

Trabajando y cumpliendo


JOSé RAúL GONZáLEZ MERLO

Las estadísticas de recaudación van bien. La SAT ha recaudado, al mes de febrero, un 10% más de lo que se recaudó en los mismos meses el año pasado. Quiere decir que los ciudadanos están cumpliendo su parte en el proceso de recuperación económica y contribuciones fiscales. La gran tarea pendiente es que el Gobierno demuestre que el fruto del trabajo ciudadano es usado de acuerdo con las prioridades nacionales y no a las políticas.

Son casi Q610 millones en impuestos adicionales de una recaudación total de casi Q6 mil 400 millones a febrero. Es un 10% de crecimiento respecto del año pasado. El 2011 arrancó continuando la tendencia positiva en materia de crecimiento económico. Los ciudadanos continúan trabajando cada vez más y, al mismo tiempo, aportando cada vez más impuestos. ¿Quién dice que en Guatemala no se pagan impuestos? El ISR ha crecido 17%, y el IVA doméstico, 14%. Algunos se recuperan más lentamente: el impuesto a las bebidas crece al 6%. El impuesto al cemento sigue caído en un 1%...

¿Quién dijo que la única forma de recaudar más es aumentando las tasas y el número de impuestos? Hay otra forma más conveniente y sana para los ciudadanos. Permita que el crecimiento económico “jale” la recaudación de impuestos. Los ciudadanos ganan, el fisco gana, la Nación gana. Eso es mucho mejor que andar causando incertidumbre con constantes amenazas oficiales de aumentar impuestos. Sin embargo, la voracidad y urgencia de los funcionarios por gastar todo lo que se recauda y mucho más solamente daña la recuperación económica.

Vamos sobre una tendencia desde el 2010. Durante ese año la actividad económica se recuperó de las secuelas de la crisis financiera que prácticamente estancó la economía guatemalteca en 2009. La recaudación de impuestos en 2010 fue 9% mayor que en el año anterior. Este año seguimos aportando impuestos a una velocidad superior a la del crecimiento de la economía. El fisco es quien gana más. El problema no es la velocidad de crecimiento de la recaudación, sino el ritmo de crecimiento del gasto.

Todo esto quiere decir que los ciudadanos guatemaltecos han cumplido con su parte del “contrato social”. Cada año han entregado una cantidad superior de impuestos al gobierno de turno. De cara a la “comunidad internacional”, el problema no está en la ciudadanía. Si los fondos “no alcanzan” es porque hay una carrera política por gastar cada vez más sin entregar resultados que satisfagan a los ciudadanos. Por lo tanto, señores de la “comunidad internacional”, vayan a reclamarle al Gobierno y dejen a los ciudadanos en paz. Suficiente trabajo tenemos que hacer todos los días para sobrevivir como para que, encima de todo, tengamos que aguantar reclamos de burócratas nacionales y, ahora, de internacionales.

Articulo publicado en el diario guatemalteco "Prensa Libre", el día martes 22 de marzo 2011.