viernes, 6 de mayo de 2011

La caída de “las torres”


Estuardo Zapeta

La “torre” no es la UNE, y la UNE no es la “torre.” Sencillo.

Por fin el Tribunal Supremo Electorero no cedió a las presiones que desde el año pasado había ya expresado la gente de la Unidad (¿cuál?) Nacional de la (des)Esperanza, y programó las elecciones para el domingo 11 de septiembre, el día que “cayeron las torres”.

Simbolismo aparte, puede que “la torre” pendiente caiga antes, ya que intentando recobrar credibilidad el TSE puede rechazar la candidatura de la “torre”, y con eso poner en trapos de cucaracha a la (des) UNE y a la misma “ganosa”.

Léase: la (des) UNE no está compuesta sólo de “sandristas”, no qué va, de hecho, la dictadura “sandrista” tiene muy preocupados a los “institucionalistas” que ven cómo una mujer necia se lleva entre los tacones un proceso que tuvo la maldición no del poder, sino de lo “alagartado” de la susodicha, y como un grupo de peludos perros falderos se plegaron a ese proyecto dictatorial “femi-nazi” al que no le importa nada con tal de llegar al poder, aún si eso implica la destrucción total de la UNE.

“Si no es mío, no será de nadie”, parece ser el grito lloronesco y siguamontesco que se emite desde los verdes dominios (Cuidado, la necedad les dará en la mera “torre”).

La “torre” no es la UNE, y la UNE no es la “torre.” Sencillo.

Así que los “institucionalistas”, aunque tarde, ven que cayendo la “torre”, algo podría salvarse del proceso que ellas y ellos años ha procrearon. Pero hasta hoy se percatan los “institucionalistas” que ellos habían pensado en un proyecto “socialdemócrata” que no necesariamente controlara siempre el poder, porque en el “plan” estratégico muchas veces el “poder desgasta” y el estado de “oposición” los “levanta”.

Años después, ya con muchos fuera del “partido”, ven ellos como sólo fueron escalón de “las torres”, recipientes de “promesas institucionales”, y tambores de resonancia, y que en la mente y fines de los pseudo “líderes y lideresas” la “institución” no estaba presente ni en sueños. Otro proyecto “persona-lista” más.

La (des) UNE es en realidad un proyecto de “familia”, y mi sospecha es que también la “patriotera” propuesta del “Yeneral 2.0) vaya en la misma línea, no blanca, sino política, ya que ver la foto del “retoño” del “Yeneral” en Mixco levanta las mismas sospechas que uno siente cuando ve a “la Zury,” o “la Paty,” (no sé por qué, pero cuando veo las fotos de esa señora que no le encuentro los méritos por ningún lado, más que ser esposa de alguien, se me vienen a la mente mis viajes a El Salvador, y se me antojan deliciosas pususas de chicharrón, queso, y mij’tas, con repollito y j’alj’ita, y veo a los “unionistas” bien podrían convertirse en el “partido de la pupusa”), y con eso confirmo que todas éstas son propuestas de “mafias familiares” al estilo de “The Sopranos”.

Los “institucionalistas” tímidamente empiezan a preocuparse al ver que “la torre” no “cae bien” a mucha gente y que es una de las figuras públicas más “disgustantes”, según las encuestas.

Con todo eso, mi proyección es que la (des) UNE estará ya pensando en “Plan B”, no en el “Plan Victoria 2012”.

Artículo publicado en el diario guatemalteco "Siglo 21", el día viernes 06 de mayo 2011.