sábado, 27 de agosto de 2011

Dicen que Kadafi vende cds en los trenes del Roca





El líder del régimen libio, más buscado por estos días que los votantes de la fórmula Alfonsín-Fraga, y archienemigo de las potencias más grosas del mundo, logró escapar por un pelito de las fuerzas ultra rebeldes y, al parecer, se radicó en el sur del conurbano bonaerense, dicen, gracias a un túnel que habría empezado a construir cuando se entero que Pineta Solainas iba por la presidencia para implantar la Patria Petrolera, pero que también habría dejado inconcluso cuando vio en su lugar a la montoniña Alcira Argumedo.

Sin un mango para el cuscús porque se olvidó la bolsa con lingotes de oro en Trípoli y le confiscaron los millones depositados fuera de su país, hace varios días que intenta rebuscársela como puede y ahora, dicen, se puso a vender cidís en la línea de trenes Roca. Por eso, el equipo completo de este bloquete salió raudamente en busca de testimonios que demuestren la veracidad de los dichos, provisto con tres alfajores Guaymayén que conseguimos en oferta a dos pesos y un diario La Razón que sirvió como almohadón en los asientos fríos del tren metropolitano.

“Al tipo este lo vi por primera vez el martes pasado cuando salíamos con el tren diesel de Temperley, hablaba en un idioma raro y la gente lo miraba con curiosidad cuando trataba de hacer el baile de los Wachiturros y se enredaba las patas en esos trapos cruzados que llevaba. Era como si la Carrió quisiera hacer el baile del caño masomenos, y encima después pasaba su gorrita negra, un chanta”, informó indignadísimo al equipo de producción de este blog uno de los vendedores ambulantes que paran en la estación de Calzada a tomarse unas birras, mientras empezaba a armar una fogata con afiches despegados del la Coalición Civica Inexistente.

“Si, ¿al Turco decís? sí, yo le pasé el dato de los cidís. El chavón estaba más perdido que Pedro Brieguer en festival de reguetón. Al principio tuvo algunos problemas para comunicarse, pero ahora va como piña con el compilado de “Bolicheros de todos los tiempos” que vende a seis pesitos”, relató otro trabajador ambulante que descollaba con la venta de DVD con los mejores videos de Antonio Rios, Riky Maravilla, Granizo Rojo y Amar Azul.

Fuentes aún menos calificadas que las anteriores por la ingesta de patys en mal estado en la estación Constitución, aseguran que Muamar Kadafi habría largado todo el lío del petroleo, los rebeldes, la OTAN, los civiles muertos, a sus veinte mujeres y boludón del hijo que se hace el Messi árabe y todavía duerme con pijamas de Aladino para dedicarse de lleno al regreso de los Illya Kuryaki & The Valderramas en octubre.