domingo, 14 de agosto de 2011

Juan Carr se habría quedado con el 15% de Bonanote





Una terrible investigación que se mandó alguna de esas universidades yanquis que están al pedo y sacan estudios sobre cualquier pelotudez demuestra de manera fehaciente, o masomenos, que el solidarisísimo y bonachón Juan Carr se habría quedado con el 15 % del pase del Pibe Bonanote, que se le perdió en la última semana a River y a la familia del jugador, y que estaría más escondido que Julio Cleto Cobos en las elecciones primarias.

Según el detalladísimo informe de la prestigiosísima Universidad de Iowa, o de Masachuset, no me acuerdo, el creador de Red Solidaria no sería otra cosa que un reclutador de pibes de barrio que juegan en las ligas infantiles del conurbano y que utilizaría el prestigio de su fundación, y de una actividad tan altruista como la búsqueda de personas, como una mera pantalla distractora, al igual que Eugenia Saffaroni lo hizo con su carrera en derecho y sus prostíbulitos, para acercarse a las jovenes promesas del fútbol barrial y luego levantarla en pala con los porcentajes de las ventas a clubes extranjeros.

Entre los detalles más pintorescos de esta cruenta historia, y que habrían sido utilizados por Juan Carr para quedarse con la guita perdida del jugador millonario, se pude ver en el informe que el hombre tiene un bigote falso, que se lo pone cuando va a TN, y que operaría en el medio con el psedónimo Palito, que hace gira los domingos para ver partidos de fútbol en diferentes clubes y así tantear el terreno que le permita relacionarse con algún jugador bueno. Si logra su objetivo después empieza a formar parte del club; se levanta tipo siete y marca la cancha con cal. Después pone las redes en los arcos, los banderines, arregla tejidos, pone la lona, y no duda en quedarse todo el día en la mesa de control si hace falta. Cuando termina la jornada desarma la cancha y se toma un par de birras con el DT del pibe que le interesa para sacarle información, y termina haciéndose amigo de la familia del jugador, prometiéndole una Mini Cuper para el pibe y una combi para el padre.

El mismo informe indica hacia el final que el actor Facundo Arana y la cantante y revolia ponchos Soledad Pastoruti estarían implicados en el tráfico de embutidos en mal estado a la provincia de Uruguay.