sábado, 22 de octubre de 2011

Grondona ya va por la reelección indefinida



Después de haber sido re re re re re re re re elegido por amplio consenso de los más altos directivos lamebotas del fútbol nacional, el ex ferretero de Avellaneda se pegó un viajecito urgente a Suiza con el chamullo de participar de un Congreso de la FIFA, pero que esconde su más preciado anhelo de terminar con la farsa de las elecciones cada cuatro años.

Durante siglos Don Julio estuvo meta buscar la fuente de rejuvenecimiento que alguna vez, en medio del corte de un almuerzo televisivo, Mirta Legrad le había mencionado que existía como leyenda entre los gerontes más garcas del mundo, al mejor estilo Cocoon, que le permitiría conseguir de una buena vez la eternidad añorada en su cargo, y al parecer después de años y años de búsqueda la encontró en una pileta perdida del interior zurichense.

Según fuentes recontra intoxicadas por los vapores tipo géiser que destilaba el cuerpo del jefe de la AFA desde las mismísimas profundidades inexploradas de su piel, Grondonia, que estuvo disfrutando del otoño suizo en una pileta termal, se habría cargado a algún que otro empresario televisivo desde la otra punta del globo terráqueo.”Estos boludos se piensan que me van a sacar así nomás, como si fuera un tornillo oxidado al que le tirás Coca. Ahora ni la OTAN con todos sus soldaditos de plomo me van a mover”, asestó Don Julio al borde de la pileta termal mientras se hacia una trenza cocida con la papada, tirándose un cacho de piel para cada lado y cruzándolas de manera alternativa por abajo de la nuca.