jueves, 20 de octubre de 2016

Cómo solicitar créditos rápidos


Los créditos rápidos ofrecen la posibilidad de resolver un imprevisto o una situación específica de forma rápida y sencilla

Con la crisis, las entidades bancarias tradicionales empezaron a negar solicitudes depréstamos y a proveer fondos si no se cumplían unos plazos muy estrictos o una cantidad exorbitante de requisitos, esto causó que muchas personas que quedaban en mora fueran registradas en listas de deudores, lo cual traía como consecuencia que fueran excluidas por completo de algún financiamiento tradicional.

Es gracias a estas restricciones que surgieron medios alternativos de financiación, regulados por el órgano competente, pero pertenecientes a particulares, muchas veces valiéndose de plataformas digitales y la globalización. Un ejemplo de ello lo vemos en los microcréditos. Se denominan microcréditos o préstamos rápidos, aquellos que son otorgados por plataformas online privadas, generalmente son cantidades de dinero pequeñas, entre 300 y 600 euros, a ser devueltos en un periodo corto de tiempo de hasta 70 días, junto con los intereses que tienden a ser mayores que los asignados en las instituciones bancarias tradicionales.

A diferencia de los préstamos solicitados en los bancos tradicionales, las personas suscritas en alguna lista de morosos como la ASNEF sí pueden solicitar este tipo de créditos, ya que existen portales donde no requieren en sus requisitos nóminas y avales. Diversas entidades distintas a las tradicionales están apostando a otorgar créditos con asnef, para ayudar a las personas con menos recursos a pasar una situación económica difícil y determinada.

Este tipo de préstamos rápidos generalmente son solicitados para resolver un imprevisto puntual, y por eso el tiempo para devolverlo es tan corto, aunque también son otorgados para jóvenes emprendedores, microcréditos para mujeres y para colectivos, ya que no hay riesgo de exclusión. Además, su índice de aprobación es alta, al 50% lo cual aumenta las posibilidades de que su solicitud sea otorgada.

La forma de solicitar el microcrédito es muy sencilla, lo cual es otra gran ventaja. Solo se debe escoger la cantidad a prestar y el plazo para devolverlo, además se debe consignar sus datos personales, número de cuenta, información de contacto y de empleo, además sus ingresos y gastos mensuales y se solicita. La aprobación será enviada al correo electrónico, así como la solicitud de confirmación para enviarle el dinero a la cuenta que la persona coloque a la hora de solicitarlo.