Mostrando entradas con la etiqueta Correrías de Papu Macri. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Correrías de Papu Macri. Mostrar todas las entradas

sábado, 7 de abril de 2012

Las Tortugas Ninjas le sueltan la mano Armando Vodoo



El afamado grupo de tortugas mutantes más conocido como Tortugas Ninjas, que en plena recuperación de la democracia argentina fueron adiestradas en las artes marciales por su maestro Splinter, un hombre rata del conurbano newyorquino, para salvar al mundo de Destructor y sus secuaces, dieron una improvisada conferencia de prensa en la pizzería Ugi’s de Constitución y se desligaron de las sospechas que las vinculan, particularmente a Donatello, de ser quien al parecer el vicepresidente le habría alquilado una propiedad para su estadía en el país.
“Hace como cinco años que no hacemos ni una película para las vacaciones de invierno, ni siquiera una con Francella ¿vos te pensás que yo voy a poder alquilar un departamento en Puerto Madero? ¡Me estás jodiendo! Yo no lo conozco a Armando Vodoo, no lo vi en mi vida, y si lo hiciera le redistribuiría unos buenos correctivos con mi palo para que se deje de hacer el dolobu, largue la patineta y la guitarrita, y se ponga a laburar enserio”, arrancó la polémica tortuga conocida como Donatello, mientras hacía fondo blanco a una botella de cerveza con sus patas traseras.
“La otra vez andábamos laburando en el Trencito de la Alegría de Almagro, hay que decirlo, mientras que Rafael estaba chamullándose a una madre ahí arriba y nosotros tres entreteníamos a los pendejos -hubo unas risas en el local, y el pizzero aprovechó para sacarse los mocos-, y lo vimos a Adrian Suar en un semáforo con la ventanilla baja. ¡¿Vos creés que nos dio pelota?! No, nos dijo que hablemos con Pablito Codevilla, o que vayamos a Paka Paka. Ni en pedo, así no más te lo digo…ni en pedo”, continuo Donatello viendo como Leonardo y Miguel Ángel hacían pulseadas con la pata delantera derecha y con la izquierda se comían una porción de pizza de muzzarella y anchoas con la cara de Rodríguez Larreta.
“Te puedo decir de donde sale el supuesto vínculo. ¿Te acordás de Abril, la periodista pesada que nos perseguía hasta en las alcantarillas para obtener una nota? Bueno, resulta que Abril tenía la madrina en Buenos Aires, que a su vez era conocida del maestro Splinter de cuando tenía forma humana, y se había puesto una cadena de salones de fiestas infantiles. El laburo era sencillo y pagaba en dólares. Pero con la llegada del Sapo Pepe se nos vino la clientela abajo”, dijo Donatello que prefirió arrancarle la cabeza de Rodríguez Larreta a la anchoa y escupirla en el borde del plato.
“Entonces, a su vez la tipa esta salía con un chavón que le canjeaba los dólares en el mercado negro, que además tenía un conocido en una imprenta de billetes. Bueno, un día le preguntamos si conocía un lugar para quedarnos en la ciudad, porque las alcantarillas de Buenos Aires se inundan enseguida con una lloviznita pelotuda, y la tipa me dio el teléfono del amigo, del conocido, del novio, de la mina, y resultó que era Armando Vodoo, pero en cuanto me dijo lo que quería cobrar lo mandé a freir mongondo”, continuo Donatello que se quiso hacer el vivo y le pasó al cajero un billete de “cien Boudoues”, que encontró tirado en la plaza del Congreso.
“Además, también habría que decir que todo este cachenque en el que nos metieron es muy probable que haya sido armado por Destructor, que todo el mundo sabe lo entongado que está con Comodoro Pi. La vez que el Papu Macri se enteró que subíamos al micro sin techo, ese que pasea turistas por la ciudad, para hacer nuestro acto y nos sacó con los metropoles, nos fuimos a la puerta del zoológico para que los chicos se saquen fotos antes de entrar, y vos podés creer que el hijo de su madre de Destructor nos denunció que le estábamos sacando laburo a los ponis”, finalizó Donatello saliendo del Ugi’s en Constitución, y colgándose junto a Leonardo, Miguel Ángel y Rafael, de la parte de atrás de un colectivo 79 ramal Florencio Varela.

domingo, 18 de marzo de 2012

SUBE investiga: Roger Waters, una de cal y una de arena


Martes 13 de marzo, 2012.
El sujeto denominado Rogelio Waters, flaco, entrecanoso, vistiendo una remera negra sin estampa y unos jeans gastados, se constituyó en la estación Leandro N. Alem de la línea B del subterráneo, colocó su tarjeta SUBE a las 12.15 a.m., con un saldo de $12,50, en el tercer molinete, de izquierda a derecha, y caminó hasta el quiosco de diarios donde se detuvo frente a las revistas de caza y pesca. Minutos antes, se detuvo en las inmediaciones del estadio Luna Park, y por causas aún desconocidas, se rio a carcajadas frente al cartel publicitario de Joe Cocker.
Ya en el subterráneo, se sentó en el tercer vagón y ojeó el diario de un pasajero sentado a su derecha, y portador de la tarjeta SUBE N° 1673 3455 3456 6678, quién optó por doblar el periódico y acercarlo a su cara. Llegando a la estación Uruguay, Rogelio Waters colocó dos monedas en libras esterlinas en la funda del violín de un músico itinerante. En la estación Callao, al ver a una pasajera con una prominente panza, portadora de la tarjeta SUBE N° 9987 4485 8765 1209, quiso cederle el asiento pero la misma se negó y realizó un gesto con ambas manos hacia los lados de su cuerpo, que se puede interpretar como que no era embarazo sino gordura.
Sin novedades hasta de la estación Ángel Gallardo, donde se levantó de su asiento y se acercó a los estribos de la puerta mientras le espiaba el escote a la portadora de la tarjeta SUBE N° 1145 8864 3569 0056. En la estación Malabia se bajó de la formación y encaró la salida. En la avenida Corrientes ingresó en varios locales de ropa y salió sin llevarse ninguna prenda, hasta que encontró uno que vendía remeras negras sin estampar y se compró la oferta de 3 por $100. Sin rumbo aparentemente fijo, caminó por Ángel Gallardo hasta Condarco donde dobló hasta encontrar un super chino, de donde salió con unas papas fritas, una gaseosa cola, y un salamín que guardó en la bolsa con las remeras.
Unas cuadras adelante se encontró con el abrazo simbólico a la escuela N° 7, que realizaban docentes y padres de la institución, en protesta por los 221 grados cerrados por el alcaide porteño. Una vez allí, procedió a saludar a los integrantes y a otorgar autógrafos a troche y moche. Entabló charla con varios docentes, prometió en su precario español hablar el tema con el jefe de gobierno cuando tenga que sacarse la foto frente al mural de la avenida Carlos Pellegrini, y les dejó de regalo el salamín del super chino que estaba a punto de vencerse.

sábado, 31 de diciembre de 2011

Breves Ludditas para pasar la resaca del Año Nuevo.



Si chicos, el año se termina y este bloquete no quiere dejar pasar la oportunidad de escribir algunas huevadas para comentar en la mesa del primer día del 2012, entre tiras frías de asado, sobrantes de matambres, pechugas de pollo demasiado secas y alguna que otra gaseosa cola sin burbujas. Así que ahí van:


Peralta se pone nostálgico y pide la vuelta de los Patacones


Al gobernador de la provincia de Santa Cruz, Daniel Chichi Peralta, parece haberle pegado para el carajo los diez años del 2001, y quiso recordar a su modo un nuevo aniversario con una buena dosis de ajuste, y no menos de represión policial. “Estamos haciendo como si fuera un pesebre viviente, solo que es un 2001 viviente, con gases, balas de goma, quemas de patrulleros y todo. Después de esto se vienen las cuasimonedas, y los clubes de trueque. Y una vez que tocamos fondo, resurgimos con crecimiento a tasas chinas. Está todo planeado”, relató un alto funcionario santacruceño escondido bajo una piedra para que no lo reconozcan.



Moyano evalúa piquetear el Dakar si no le dan pelota


Hugo Moyano, el titular de la CGT y hombre de pelos duros, que ni una crema de enjuague Plusbelle puede aflojar, anda viendo la mejor manera de hacerle tragar el humo de sus camiones al proyecto nacional, popular y democrático, y para eso analiza la posibilidad de paralizar el rally Dakar, en el trayecto que va de Mar del Plata a San Juan. Según indican fuentes del recontra moyanismo, la idea es usar la misma flota de veinticinco camioneros con las bolas bien puestas que en medio del conflicto con los agrogarcas salieron a poner el pecho, pero con la particularidad de que entre todos armarían una especie de Transformer gigante para que Pablito Moyano maneje cual Optimus Prime, y pueda así revolear por los aires cuatriciclos, camionetas Amarok,y camiones T4.1, y demuestre quien la tiene más grande.



Macri festejaría su sobreseimiento con suelta de indigentes


El jefecito porteño, el Papu Macri, planea festejar el año nuevo y el sobreseimiento en la causa por las denuncias de maltratos de la UCEP (Unidad de Control Expulsa Pobres) con una suelta de indigentes que viene guardando hace meses en un frizzer del ministerio de Desarrollo Social junto a la ahora vicejefa de gobierno, María Eugenia Vitral, para que le den mejor los indicadores de personas en situación de calle. Por lo que refieren fuentes poco calificadas del gobierno de la Ciudad, Mauri quiere subirse a la terraza de su edificio y poner ahí un par de indigentes en esos globos de papel que se prenden para las fiestas, de modo tal que se confundan con la pirotecnia findeañera, y caigan, si es posible, del otro lado del riachuelo.



Armando Vodoo prepara la Play 3 para mudarse a su despacho del Banco Central


En cuanto se supo la noticia que la presidente de todos todos los argentinos tenía un carcinomalito en la glandulita tiroides, y que debía someterse a una operacioncita por la que deberá tomarse unos diítas de licencia, que el vicepresidente anda sacando porquerías de los canastos de su casa donde guarda yo-yos y tiqui-tacas para llevarse a su nuevo despacho en el Banco Central, mientras terminan de sacarle las telarañas que tiene el que ocupaba Julito Cobos cuando era un mimado de la transversalidad. Después de descartar la patineta y la guitarra eléctrica, el otrora ministro de Economía, optó por poner en la mochila la Play 3 para ver si puede terminar de pasar la pantalla en la que Mario Bros. se enfrenta al malvado de Cupa.



Empleados de Radio Mitre temen se comidos por Alfajorcito Lanata


Tras su desembarco en el multimedios Clarinte, tal como este mismo blog lo había anticipado hace bastante rato (si no me creen miren acá) para hacer un informativo en el mediodía de Mitre, el gremio de operadores de radio teme que sus afiliados sufran algún tipo de mutilación cuando Alfajorcito Lanata se de cuenta que va a tener que laburar en el horario del almuerzo. Por eso ya mandaron a conseguir vidrios blindados para el operador, y chalecos antibalas reforzados para los productores.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Bengala Negra ya adelanta el impuestazo a los artistas del subte


La noticia que llega a la redacción de los Luddditas repleta de papeles picados, globos multicolores, y mucho rush fucsia, nos dice que el ministro de Espacio Aéreo del gobierno porteño, el Licenciado/da Bengala Negra, hizo las primeras declaraciones después de la reunión que mantuvieron autoridades de Nación y Ciudad por el inminente traspaso del subte, cuando desfilaba en la XX Marcha del Orgullo Gay.

Mirá, yo te voy a decir la posta”, apuntó Bengala a este cronista (como ponen los grosos de los diarios), tapando el megáfono para que no se escuche. “Estuvieron boludeando de lo lindo en esa reunión del jueves. Hablaron un rato sobre la guita y cuando la cosa se puso medio picante el Papu Macri amenazó con cantar una canción de Queen que, sorpresivamente, Armando Vodoo quizo acompañar haciendo una guitarra aérea de Brian May, pero Julito De Vido se arremangó los bigotes y le pegó un estate quieto a Armando para que no le siga el juego al Papu. Eso fueron los primeros cinco minutos”, aseguró Bengala Negra mientras se agitaban unas plumas color salmón sobre su cabeza y su torso era cubierto por un collar de lentejuelas que encandilaba a todo el mundo y provocaba más de un piropo al ministro/a de Espacio Aéreo.

Después de lo que te conté se aflojaron las corbatas, llegaron los manís salados, las papafritas, la gaseosa light, y se jugaron un truco de seis donde Piccardo le tocó hacer trio con Vodoo y De Vido, y del otro lado estaban El Papu Macri, Grindetti y Chain, y a la piba Maju Vidal la dejaron para anotar los puntos porque es de madera, no distingue un ancho de espada de un seis de copas, mirá que le intenté explicar un montón de veces”, continuó Bengala desde su mini carroza alegórica bailando como si desfilara por el Corsódromo de Gualeguaychú.

Cuando se le preguntó a Bengala por subsidios, tarifas, obras y vendedores ambulantes, se encogió de hombros y sólo atinó a decir que está preparando un proyecto para reordenar los artistas subterráneos, de modo tal que se puedan resolver las superposiciones de géneros y estilos a través de un chip que, al parecer, se lo pondrían en las gorras o bolsitas de los artistas con los que juntan las monedas que le dan los pasajeros.”Es una idea buenísima porque no sólo nos va a permitir saber que ganancia se llevan los artistas del subte, y así meterles unos buenos impuestos, sino que además va a tener un GPS para que todos los vecinos de Buenos Aires puedan saber qué artista está en cada estación. Por ejemplo a vos te gusta como tocan la zampoña en la línea A, bueno con la red de wi-fi del subte podrías captarlo en tu teléfono y no haría falta que te comas tres estaciones con los que bailan tango, te subís directamente donde está el artista que vos querés disfrutar y listo el pollo”, dijo Bengala repartiendo lapiceras multicolores.

Nosotros estamos sumando a todos y a todas los y las que quieran subirse a este hermoso Trencito de la Alegría que tan bien comanda el Papu Mauri, así que aprovecho para invitar a Marito Llambías, Ferchu Iglesias, Martín Tarado y Raul Castells, que me enteré estaban por armar una banda tributo a Los Charros para tocar en la Línea B. Total algún lugarcito vamos a encontrarles en el PRO, y sino quieren sumarse se van a tener que bancar el impuestazo del año que viene a todos los artistas subterráneos, y ahí los quiero ver...”, pero, en eso, sus compañeras marchistas escucharon el nombre del jefecito por el megáfono y empezaron a abuchearlo junto a Tachuela Duhalde. Cuando vio el quilombo que se había armado Bengala Negra levantó su mini carroza y se fue a las puteadas con el maquillaje corrido, y tumbando a todo el que se pusiera en su camino.